La maca es un alimento extraordinario por sus propiedades:

La maca es ADAPTÓGENA: trabaja en armonía con el cuerpo, no importando ni la edad ni el sexo. La maca es NUTRACEÚTICA: un alimento que provee beneficios para la salud más allá de sus principios nutricionales básicos. Entre éstos destacan: Vitaminas: B1, B2, B3, B6, C, E Minerales y oligoelementos: hierro, calcio, zinc, manganeso, magnesio, potasio, fósforo, cobre. Aminoácidos esenciales: todos excepto triptófano. Ácidos grasos: omega 3, 6 y 9, ác. Linolénico, palmítico y oleico. Otros: fitosteroles, alcaloides (macaina 1, 2, 3 y 4), isocianatos, glucosinolatos, flavonoides, saponinas, macacidas, alcamidas.

LA MACA Y LA MUJER

La maca es un alimento de gran valor para la mujer; actúa a nivel del eje hipófisis-pituitaria, regulando la formación de hormonas, en función de las necesidades del organismo en su conjunto, equilibrándolo. Las propiedades específicas de la maca en la mujer son: Incrementa la fertilidad. Reduce los síntomas premenstruales y el dolor menstrual. Reduce los síntomas de la menopausia (sofocos, sequedad vaginal, sudoración nocturna, incontinencia, problemas de sueño, cambios de humor, olvidos, pérdida de masa muscular.). Previene la osteoporosis y las anemias. Mejora la líbido e incrementa la sensación de placer durante las relaciones íntimas.

La maca nació y se domesticó hace más de 2,000 años en la Meseta del Bombón por los pobladores de la nación Pumpush, región que comprende las regiones de Junín y Pasco. El manejo del cultivo tradicional que se practica en esta región, sus condiciones naturales de y la calidad del producto ha sido reconocido con la Denominación de Origen Maca: Junín – Pasco. En esta región se presentan la mayor variabilidad genética es decir los colores desde el negro hasta el blanco y las combinaciones que se dan, los que se llama Ecotipos.

Sus propiedades nutricionales hacen que sea imprescindible para la alimentación y la salud de la humanidad.

ACTIVIDADES EN EL CULTIVO DE LA MACA

El inicio de las campañas de producción tradicional se inician con la festividad del “Pagapu a la Tierra” (Festividad de reconocimiento al valor de la tierra en la producción del cultivo de la maca), que se da con las siembras de maca, después de las supervisiones mensuales a los campos, luego de ocho meses de producción se programan las cosechas y marca el inicio del mismo con la “Huatía”(Cocinar la maca fresca con champas en el mismo campo de cosecha, lo cual se comparte con los trabajadores).